“La solución de los problemas de Comodoro es una cuestión de voluntad política”

Así lo aseguró David Klappenbach, precandidato a concejal de esa ciudad chubutense por el espacio ‘Acuerdo por Comodoro’ que lleva a la intendencia y vice a la fórmula Martín Buzzi-Gabriel Cocha, y es Secretario de Actas, Prensa y Propaganda del Sindicato Petrolero Jerárquico de la Patagonia Austral que conduce José Llugdar.

En el marco de una recorrida por diferentes medios radiales en el tramo final de la campaña electoral rumbo a las PASO del domingo 11 de agosto, Klappenbach señaló que “nos vemos sólidos como espacio, pero también en la recepción de la gente”, al tiempo que comentó que personalmente participa de las caminatas de entrega de boletas y que la sensación en los barrios y en las encuestas les son muy esperanzadoras.

“Estamos muy contentos con lo que vemos en la calle, porque lo que manda es la opinión de la gente, cómo nos recibe en cada lugar al que vamos, en cada Equipo Petrolero, una base, un club, cualquier asociación”, suscribió, y agregó que “lo que la gente necesita en Comodoro y lo que uno percibe, es que revitalicemos la ciudad, en especial porque no estamos en un contexto de crisis económica como el del ’98 o el de 2001, que eran complicadas y sin plata del Gobierno central”.

“Hoy el municipio tiene plazos fijos por 1.850 millones de pesos en diferentes bancos, sumados a la ampliación presupuestaria el número va a cerrar con cerca de 8.000 millones para este 2019. Hay un presupuesto para obra pública de 45 millones de dólares al año y comparativamente -cuando Buzzi fue intendente- eran ocho millones. Y esto se debe a la Ley de Hidrocarburos que empezó a funcionar allá por 2011”, analizó Klappenbach.

El dirigente sindical remarcó que entienden que la actual gestión municipal “hoy no tiene proyecto, está con una situación contingencial donde con la plata que tenemos la ciudad debería ser otra, y no tener arterias troncales sin gas ni asfalto, que no permiten transitabilidad o servicios de emergencia, corredores escolares. Hay un importante abandono de lo que es la planificación urbana, que prácticamente no existe”.

Trabajo orgánico

“Detrás nuestro, no solo por las instituciones que representamos sino porque estamos acostumbrados a trabajar en equipos que planifican, dejamos el ego de lado y nos sometemos al trabajo de lo que nos dice el líder del grupo”, sostuvo el precandidato a edil comodorense.

En base a eso, destacó que trabajarán de esa forma porque “la gente tiene memoria y logra distinguir lo que hizo y no hizo cada uno; percibe claramente que tenemos una coyuntura con este Gobierno nacional que es inexistente para la Patagonia y un ejemplo de eso es la salida de los reembolsos por puertos patagónicos, lo que significa un abandono. Lo mismo pasa con la ruta a Caleta Olivia o el aterrazamiento del Chenque lo que falta para terminarlo”.

“Creo que la gente sí logra distinguir los candidatos. Nosotros hacemos el máximo de los esfuerzos para que la gente vea y entienda nuestra propuesta, y nos relacione con ella”, determinó.

La situación provincial y municipal

“Esto tiene dos claras explicaciones: que la Legislatura actual ha actuado siempre como un freno, no tratando la refinanciación de la deuda que es el problema que hoy debe afrontar el Estado con los pagos que debe hacer. Esto también tiene que ver con el Gobierno nacional que le ha recortado y retrasado todo lo que ha podido, siendo que estamos en un sistema coparticipativo. Y si el Tesoro nacional no manda los fondos necesarios para mantener el funcionamiento de la provincia, la realidad es que esto se complica”, analizó.

“Cómo ciudad, hacia donde debemos ir que no tenemos mucho más margen, es volver a revitalizar tanto instituciones como programas y espacios que han quedado inconclusos: primero avanzamos hacia que esos lugares que físicamente no están terminados, podemos encarar las alternativas necesarias para poder darles continuidad y contenido”, mencionó.

Y añadió que en contrapartida, “Buzzi tiene en su haber la obra del escalonamiento del Cerro Chenque, la Biblioteca, el Centro Cultural, el Predio Ferial, aspectos legales como la Ley de Hidrocarburos y otras tantas que lo respaldan como un candidato de gestión, lo que está fuera de cualquier discusión”.

Ir de la devastación hacia la sustentabilidad

“Más allá de lo que fue la enorme catástrofe de marzo de 2017, en lo que valoramos nosotros también está cómo fue la reacción, porque la ciudad en muchos aspectos está exactamente igual que en ese momento. Entonces, simplemente ponerse a trabajar sobre un plan de bacheo ya sabemos cómo va a terminar, y más cuando se hace en los últimos meses, en un contexto de campaña”, advirtió Klappenbach.

En respuesta a ello, consideró que la ciudad debe ir “hacia una reconversión en materia energética, donde tenemos que convertirla laboralmente porque si no podemos hacerlo hoy, que estoy seguro que como autoridad política lo podemos hacer, es porque este es un tema de voluntad política. Porque los problemas de Comodoro pasan por ahí, y no por la plata”.

Consideró asimismo que “con la capacidad que tenemos dentro de la ciudad para la obra pública y la privada, debiera ser suficiente, porque eso es algo que quedó demostrado a través de nuestro Sindicato y Mutual: que podemos construir el edificio más grande de deportes hoy integrado de la Argentina; y nosotros pudimos hacerlo, asesorándonos”.

“Queremos que esa voluntad trabaje sobre la necesidad de la gente para que se acerque lo más posible; sabemos cómo hacerlo porque vamos a recepcionar sus inquietudes  rápidamente, la problemática real de las personas y no la que nosotros pensamos. Los dos primeros años van a ser de muchísimo trabajo porque ya sabemos qué es lo que tenemos que encarar, serán de un ritmo frenético”, adelantó argumentando que “tenemos que ir sobre las cuencas hídricas especialmente como primera medida, y por un camino alternativo para ir norte-sur, ya que no tenemos espacio para una ambulancia, un puente marítimo, un puente aéreo ni conectividad con ciudades costeras, desarrollo de cosas que antes existían.

Hoy Comodoro, que es la ciudad con más potencial de la región económicamente, tiene 600 comercios cerrados. Eso también tenemos que modificarlo”.

Regular y legislar

“Lo primero que tenemos que hacer con el Ente de Control de los Servicios Públicos, es hacer que funcione para que tome las resoluciones necesarias y no solamente solucionar eso, que va a demandar muchísima negociación con provincia y nación en el caso de CAMMESA por ejemplo sino también hay que buscar alternativas porque vivimos en la ciudad de la energía y seguimos dependiendo con el tema del agua del Acueducto Lago Musters”, analizó el precandidato. De igual modo aseveró que “debemos trabajar en muchos frentes en ese aspecto, con una planta desalinizadora pero también saber que está el tema de la contaminación de nuestras playas”.

Lamentó Klappenbach que “hoy nuestra Cooperativa está es desfinanciada porque hay mucha gente que está consumiendo los servicios de manera irregular, entonces hay que ver el motivo real de por qué están conectadas esa forma”.

Por último enfatizó que el desarrollo urbanístico es muy importante: “tenemos que empezar a pensar en ese sentido. Por ejemplo, para nuestro barrio de Petroleros Jerárquicos en Kilómetro 5 estamos explorando la posibilidad de que sea el primer barrio sustentable de la ciudad, algo qué tiene que ver con la energía solar, energía eólica. Por eso es importante ese concepto, porque estamos en una era respecto de la cual estamos atrasados 20 años en urbanismo, muy lejos en tratamiento de efluentes cloacales o de basura, en conectividad y otras tantas cosas con respecto a las ciudades de primer orden; porque Comodoro por el nivel de la economía que mueve y por su tamaño, debiera compararse con las grandes ligas. Hoy, estamos para jugar un Nacional B, por lo menos, y estamos compitiendo en un torneo amateur”, comparó.